Sintonizar con el creativo compromiso de la conjunción

 

Con la llegada paulatina del confort y del llamado “estado del bienestar”, las comunidades humanas se han ido transformando en conseguidoras de esas comodidades y esos bienestares, que tienen un porcentaje de consumo, muy alto; que tienen un porcentaje de pérdida de compromiso, muy alto; que tienen un porcentaje de individualismo, altísimo…

Y con ello, en el “es-fuerzo”, en el empleo del ser como una expresión de fuerza hacia la realización de sus proyectos, deberes, ideales… quedan, sus esfuerzos, baldíos. Porque apenas si se emplean para ese sentido. Se emplean para el sentido de lo atractivo, de lo desvinculante…

Y así, cada vez es más extendida la posición social, personal, de que cualquier acción debe tener una recompensa de confort y de bienestar, entendiéndose por “bienestar” un criterio confuso, pero que lleva a… el desentenderse del entorno y ‘egolatrizarse’ en lo personal.

 

El Sentido Orante promueve y busca descubrir y evidenciar, en el ser, su capacidad solidaria, su motivación social, su entrega incondicional a sus proyectos, ideales…; su capacidad flexible, adaptable, ‘comprensible’…; el asumir a los demás como piensan que son los demás, no como pienso yo que son.

Ese confort y bienestar condena todo aquello que no se ajuste a esas normas.

No se acuerda de esa referencia Krística que dice: “Con la vara que mides, se te medirá”

Y mucho menos aún, ver la viga en el ojo propio; en cambio, resaltar la paja en el ojo ajeno.

De ahí que los compromisos solidarios se hagan “fraccionadamente”:

“Esto sí, porque me interesa”.

¡Ay!, el interés…

“Esto sí, porque me da bienestar, confort”… “Esto sí, porque me da importancia”.

“Pido permiso para ver esto, para aprender esto, para coger esto… ¡Pero no pido permiso para ayudar a esto, para limpiar aquello!… ¡No! Ahí, no”.

Extrañas –lo llamaríamos así- extrañas libertades se ejercen en el nombre de la libertad. Actitudes y realizaciones que sólo buscan el beneplácito personal, y se amparan además en la condena de los demás.

Se hacen “normales”, los logros de confort, bienestar… que luego se denominan ”calidades de vida”, según lo que consigue cada uno.

Y como es “normal”, cada cual va a por su parte proporcional –o desproporcional- manteniendo, en la medida de lo posible, un aspecto colaborador o… de servicio parcial, generoso…; como las damas o “los damos” de la caridad, que recordamos, antiguos, en la fiesta de la banderita, en la fiesta de la Cruz Roja, en la fiesta de Cáritas…

Un día al año… ¿verdad?

 

El ser ha secuestrado sus propias bondades, y las ha transformado en mecanismos adquisidores de beneficios, ganancias, importancias personales… y la mayor y más posible pérdida de ejercicio solidario…

Que el compromiso sea… sólo una pequeña parte.

Y la propuesta es socialmente admisible. Orantemente, impresentable.

Se precisa, al menos por los instantes de oración, darse cuenta de estas posiciones; no malgastar esfuerzos en críticas sin razones… con sentires de rencores.

El transcurrir de esas posiciones ya se puede evaluar y valorar en nuestras sociedades, por la pérdida de alegría, de humor…; por supuesto, de solidaridad…; y por el aislamiento progresivo de cada individuo, con su ley, sus condenas, sus prejuicios y sus órdenes.

El contagio victimista, el contagio aislacionista, el contagio hipercrítico, el contagio de… “el mejor”, de “el más importante”…

Así se suele llegar a la situación de bienestar y confort: casi siempre “a costa de”… la disconformidad, la incomodidad… y el dolor de otro, de otros.

 

El simple recuerdo inspirado, de algún momento… de un ideal realizado, puede ser la llave que sintonice con lo creado, con la Creación, con el creativo compromiso de la conjunción.

***

TIAN

TIAN

Siège central de l'École Neijing
RADIO ET TELEVISION

RADIO ET TELEVISION

Notre chaîne de communication
INSPIRATION FEMENINE

INSPIRATION FEMENINE

Association Inspiration Femenine
SIÈGES

SIÈGES

Les écoles Neijing dans le monde

AVISO IMPORTANTE PARA LOS ALUMNOS DE TIAN COVID-19

AVISO IMPORTANTE PARA LOS ALUMNOS DE TIAN COVID-19